Regresé

Estoy malito. Hace un calorazo aquí en Jiuston. Extraño Tijuana, las Californias. Releo este poema de Cavafis. (Desconozco el traductor.) Como dice Paloma, "Estoy triste, cansada, perdida. Pero yo siempre estoy triste y cansada y perdida." Y así.

La ciudad

Dices: "Iré a otra tierra, hacia otro mar
y una ciudad mejor con certeza hallaré.
Pues cada esfuerzo mío está aquí condenado,
Y muere mi corazón
lo mismo que mis pensamientos en esta desolada languidez.
Donde vuelvo los ojos sólo veo
las oscuras ruinas de mi vida
y los muchos años que aquí pasé o destruí".

No hallarás otra tierra ni otro mar.
La ciudad irá en ti siempre. Volverás
a las mismas calles. Y en los mismos suburbios llegará tu vejez;
en la misma casa encanecerás.
Pues la ciudad es siempre la misma. Otra no busques -no la hay-
ni caminos ni barco para ti.
La vida que aquí perdiste
la has destruido en toda la tierra.

1 comentario:

José Antonio Porcayo D. dijo...

Me da gusto leer tu blog, por medio de este saber que estas bien. Te mando un abrazo, yo sigo escribiendo.